lunes, 15 de diciembre de 2008

Espléndida mañana, con el arco iris

Esta mañana, como de costumbre, salí a la terraza para ver qué tal día hacía. El arco iris me hizo sentir que vale la pena estar vivo. No podía dejarlo pasar sin más. Intenté atraparlo con la ayuda de la cámara. No es lo mismo; la finísima lluvia, atravesada por los rayos de sol, el olor, el viento, no están aquí...ya han pasado...No importa, habrá otras mañanas...todas distintas.
Volveré a tropezarme con el esplendor...el color del arco iris.