lunes, 27 de julio de 2009

Lo que vio Van Gogh... dos días antes del final

"Pues bien, la verdad es que sólo podemos hacer que sean nuestros cuadros
los que hablen"

El 27 de julio de 1890 Vincent van Gogh se había disparado con su revolver en medio de los campos de trigo. Fue trasladado a su habitación donde murió dos días después.
Estas palabras se encontraron en una carta que tenía sobre sí al final.


"...antes de que haya oportunidad de hablar de asuntos con la cabeza más reposada, pasará probablemente mucho tiempo"




Fotos: Lourdes Pérez. Junio de 2009

viernes, 17 de julio de 2009

Los campos de Van Gogh: del esplendor a la tristeza...

Auvers-sur-Oise, últimos días de Van Gogh...

'Trato de expresar el paso desesperadamente rápido de las cosas'
"Estos días trabajo mucho y deprisa; al hacerlo así trato de expresar el
paso desesperadamente rápido de las cosas en la vida moderna"
Vincent Van Gogh

El 20 de mayo de 1890, Vincent van Gogh llegó en tren a Auvers-sur-Oise, un pequeño pueblo a una hora de distancia de París, después de haber abandonado una semana antes el manicomio de Saint-Rémy, tras pasar allí un año internado.En la localidad francesa buscaba un lugar tranquilo en el campo donde recuperar la salud y la calma. Tenía la esperanza de comenzar una nueva vida y un nuevo ciclo en su trabajo como pintor. Pero sólo dos meses después, el 27 de julio, en los campos cercanos al château de Auvers, se disparó un tiro de revólver que le causaría la muerte, tras una larga agonía, en la madrugada del 29 de julio.En sólo 70 días Van Gogh produjo unas 72 pinturas, 33 dibujos y un grabado. Como si supiera que sus días estaban contados, se levantaba a las cinco de la mañana y se pasaba toda la jornada pintando en los campos o en las calles del pueblo.

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/05/13/cultura/1179059261.html
El pasado 26 de junio tuve ocasión de visitar el pueblo donde Van Gogh pasó sus últimos días. Auvers- sur- Oise. Me impresionó la belleza de los campos de trigo. Viéndolos, uno puede aproximarse a lo que sintió Van Gogh...
En la esquina inferior derecha, Lourdes Pérez, sacando las fotos que podemos ver en la siguiente entrada.

La habitación donde Van Gogh pasó sus últimos meses de vida y donde murió (siete metros cuadrados). Se conserva intacta, nadie quiso alojarse en ella después de tan triste suceso.
http://www.maisondevangogh.fr/fr/navigation.htm


Desde el punto de vista estilístico, la etapa de Auvers no supone una ruptura con el periodo anterior, pero su estilo se encuentra en plena evolución. En este periodo, Van Gogh atiende menos a los detalles naturalistas, su trazo se multiplica y se retuerce, produciendo arabescos en los árboles y las casas, oleajes en los trigales, movimientos y ritmos curvilíneos de una enorme vitalidad dinámica.
Tuvo por primera vez en su carrera una impresión directa de su obra. Esa perspectiva bastó para imprimir a su creación en Auvers el valor de una recapitulación
Entre febrero y abril de 1890 Van Gogh sufrió, en el manicomio de Saint Rémy de Provence, la más larga y profunda de sus crisis mentales. Cuando se recuperó, se sintió convencido de que no debía prolongar su estancia allí, de que el tratamiento no mejoraba su estado y la convivencia con los otros enfermos agravaba sus propios males.
El 16 de mayo, tomó el tren a París, donde pasó solo tres días en los que tuvo la oportunidad de ver reunida, en el apartamento de su hermano Theo y en la tienda del Père Tanguy, toda su obra pictórica. En sus cartas siempre había sostenido que para juzgar una sola obra de un artista era esencial conocer la totalidad de su creación.
Gracias a la exposición improvisada, Vincent tuvo por primera vez en su carrera una impresión directa de su obra. Esa perspectiva bastó para imprimir a su creación en Auvers el valor de una recapitulación, de un epílogo al conjunto de su carrera. "Ya no avanza a ciegas; por primera vez sabe de dónde viene y adónde va", según Guillermo Solana.
Entusiasmado con las viejas casas pintorescas con tejado de paja, cada vez más raras, así como con los chalets modernos y las casas de campo burguesas, el contraste entre lo viejo y lo nuevo fue una de las claves de las vistas de Auvers que pintó Van Gogh.
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/05/13/cultura/1179059261.html